Hormigas ricas y afrodisíacas

45 € por kilo de hormigas en Huatusco, Mejico.


Hasta mil pesos, kilo de chicatana en Huatusco

 Por  Miguel Olvera

Huatusco, se ha convertido en la “Ciudad de la Chicatana”. El mercado Juárez de Huatusco es el punto de reunión de los vendedores de este insecto, que se cotiza hasta en mil pesos el kilogramo dependiendo la zona de donde provenga. A las afueras del centro de abasto la gente se coloca con sus cubetas. Los huatusqueños no necesitan preguntar, ya saben que traen lo anhelado: chicatanas traídas de Mata Oscura, Tenampa, Sochiapa, Totutla y la zona de Mesa del Rancho y sus alrededores.

La gente de los lugares antes mencionados no se las come: “Son insectos; hormigas”, pero Huatusco es conocido por ser el municipio de las chicatanas, donde no faltará quien venda barato o caro el vaso, que va desde los 15 a los 40 pesos, dependiendo de la persona que las comercialice.

Don Juan López Cortés, originario de Tenampa, señala que por temporada logra capturar hasta 30 kilogramos de chicatana, la cual hace por las noches, cuando salen de su hormiguero. Explicó que “es cara porque cuesta trabajo atraparlas, están revueltas las hormigas arrieras con ellas; te muerden y sangran las manos con las tenazas”, explica el vendedor que desde pequeño aprendió la técnica para no salir tan mal en la cacería de la hormiga. El vendedor, de 64 años de edad, explica que para atraer al comprador, muchos de los vendedores las revuelven en los recipientes en que se encuentran, pero ellas, ya sin alas, se resignan a ser controladas por los humanos.

En los hogares las chicatanas se comen en salsa, tostada o en taco. El olor que despiden, nada grato al olfato, que aumenta al estarlas cocinando, es ampliamente recompensado cuando envueltas en un taco truenan y son disfrutadas por el paladar.

¿AFRODISÍACAS?

Aunque para muchos basta el sabor característico de las chicatanas para desembolsar en algunos casos hasta 50 pesos por un vaso pequeño del insecto, otros la consumen por la fama que tienen de ser una comida afrodisíaca. Ahora es común ver en restaurantes de esta localidad a cocineros modernos que acompañan a la hormiga con mariscos y con camarones. A pesar de que con bombos y platillos se afirma que tienen propiedades excitantes, luego de una búsqueda sobre la historia, características y propiedades de la hormiga, no se concreta si esto es verdad o no, al final —como en todo— es algo personal.

La chicatana se trae de Comapa, Tenampa, Zentla, Tomatlán, así como Tlaltetela y se concentra en Huatusco para su venta. Aunque en la administración pasada se intentó crear un mercado para la chicatana y derivados como la salsa, el proyecto nunca se concretó.

Cabe mencionar que la hormiga macho es de menor tamaño que la hembra y le distingue un olor muy parecido a la orina, de ahí que a las hormigas se les conozca como “mionas”, rompiendo el mito de que éstas son las hembras. Sin importar esto, para muchos niños, al final, antes que comida, son un juguete con el cual se pueden jugar “luchitas”, donde se provoca a los insectos a pelear entre ellos, que al final terminan golpeados. La chicatana tiene muchos enemigos naturales más, pues pueden ser víctimas de pájaros, reptiles y por supuesto… de los huatusqueños.

🐜🐜🐜

GuardarGuardar