COMO ALIMENTAMOS A NUESTRAS HORMIGAS

COMO ALIMENTAMOS A NUESTRAS HORMIGAS

Todas las hormigas necesitan, igual que todo ser vivo, AGUA y ALIMENTO pero no todas en la misma proporción.



 

Si que es verdad que LA MAYORÍA, como era de esperar en una especie con tanto éxito, SON OMNÍVORAS, o lo que es lo mismo comen todo aquello que pueda ser digerido. Disponen de un “Estomago comunitario” que les permite almacenar y transportar los alimentos para uso propio y para compartir con el resto de la colonia.

Agua

Como todos los seres vivos, las Hormigas, necesitan AGUA para vivir y aunque son muy resistentes si les falta el agua, la colonia desaparecerá.  Hay muchas formas de suministrar agua a las hormigas y es muy importante escoger la adecuada dependiendo de la especie y de la época del año. Se puede hacer humedeciendo bolas mas o menos grandes de algodón o mediante algún sistema de humedad de los hormigueros profesionales que puedes encontrar en Hormigalia.com pero NUNCA uses un plato, tapón o recipiente similar sin ponerle dentro piedras o algodón para que tus hormigas no se ahoguen.

Proteína

Es imprescindible para todas las colonias alimentarse con insectos o con cualquier otra fuente de alimento rico en proteínas porque es básica para el desarrollo adecuado de los huevos, las larvas y LA REINA.

Carbohidratos / Azúcar

Las hormigas adultas ya se han desarrollado del todo, por esa razón no crecen, y por lo tanto, no necesitan proteínas como las larvas y la reina. Las obreras necesitan energía, carbohidratos y como no tiene dientes les encantan las sustancias líquidas o semi-líquidas altas en azúcares como agua azucarada, miel, jarabe, etc. para almacenar reservas.

 

Nota: Aunque ponemos todo nuestro ESFUERZO E ILUSIÓN para que nuestra reina esté en las mejores condiciones ocurre, que como en la naturaleza, nuestra reina no lo consigue sin que tengamos una explicación clara de por qué. En estos casos NO TE DESANIMES, intenta centrarte en una nueva reina y aplica tu experiencia ya que como en todas las cosas la segunda vez irá mucho mejor. La cría de  hormigas, requiere dedicación, pasión y experiencia. 

GuardarGuardar