Venta!
Reina Pheidole pallidula

Reina Pheidole pallidula

Producto nuevo

Este producto ya no está en stock

Instrucciones para la cría de Pheidole pallidula

Dificultad de cría: Media/Baja

Las reinas de las Pheidole pallidula son de dificultad media/baja. La colonia normalmente la forman la reina y sus obreras además de huevos, larvas y pupas. La colonia de Pheidole pallidula se caracteriza por tener dos castas, por un lado, las obreras que son las más pequeñas y se encargan de todo lo relacionado con el mantenimiento de la colonia y los Soldados son la otra casta y que por su mayor tamaño de la cabeza (cabezones) y de sus mandíbulas son los encargados de defender a la colonia.

Lo primero que debes hacer cuando llegue la colonia de Pheidole pallidula es alimentarla con algún compuesto azucarado o Hidromiel de Hormigalia si es posible, para alimentarlas dentro del tubo, usaremos una jeringa introduciremos la aguja a través del algodón que hace de tapón y pondremos una micro gota, la gota debe ser del tamaño de la cabeza de una hormiga obrera o más pequeña ya que de lo contrario las hormigas se pueden ahogar, una vez hayan bebido tenemos que retirar lo que sobre usando un bastoncillo para los oídos; tenga cuidado al quitar el tapón porque pueden escapase. Si hay demasiadas hormigas, la mejor decisión será introducirlas directamente en el hormiguero.

Mientras siga existiendo una reserva de agua en el tubo de ensayo podremos tener en él la colonia y deberemos alimentarlas dos o tres veces por semana. Si decidimos introducir las hormigas en el hormiguero porque hay muchas obreras y ya es difícil su manipulación sin que se escapen… existen dos métodos.

Método rápido que consiste en el volcando el contenido del tubo de ensayo en el hormiguero con unos pequeños golpecitos hasta estar seguros de que la totalidad de la colonia con sus nuevos, obreras etc. están en la zona de forrajeo.

Método lento que consiste en introducir el tubo de ensayo en el hormiguero/zona de forrajeo o conexionarlo con él por medio de un macarrón transparente y esperar a que se muden por su cuenta, esto último requiere mucha paciencia, pueden ser días o semanas.

Alimentación:

Lo más adecuado para alimentarlas sería una dieta a base de insectos que pueden estar muertos, pero a ellas les gusta mucho cazar algún insecto vivo de vez en cuando, no demasiado grande, como (moscas, grillos, lepismas, tenebrios, etc. que también puedes encontrar en Hormigalia.com para que obtengan proteínas en abundancia especialmente cuando tienen muchos huevos y larvas. El insecto debería pasar previamente por 48 horas de congelación. No puede faltar algún alimento azucarado como el jarabe proteínico o hidromiel de Hormigalia.com y para cubrir sus necesidades de hidratos de carbono alguna semilla por ejemplo de chia.

Es MUY IMPORTANTE, que siempre tengan a su disposición alguna FUENTE de agua (sobre todo en verano), ya sea a través de bebederos, agua en gel, el sistema de humedad, de los propios alimentos líquidos que tomen, etc.

Nota para esta especie: Son expertas escapistas, aprovechan rápidamente cualquier oportunidad para escapar y viven perfectamente en nuestras cocinas, por lo que tenemos que tener especial cuidado cerrando bien las tapas y accesos del hormiguero. Si decides escoger esta especie te ofrecerá momentos de caza muy interesantes.

Tamaños:

Reina: 6-8,5 mm

Obreras: 1,6-2,6 mm

Soldados: 3,3-4,9 mm

La colonia que te mandamos normalmente está formada por la reina, entre 5 y 15 obreras que son sus hijas, huevos, larvas y pupas.

0,00 €

Instrucciones para la cría de Pheidole pallidula

Dificultad de cría: Media/Baja

Las reinas de las Pheidole pallidula son de dificultad media/baja. La colonia normalmente la forman la reina y sus obreras además de huevos, larvas y pupas. La colonia de Pheidole pallidula se caracteriza por tener dos castas, por un lado, las obreras que son las más pequeñas y se encargan de todo lo relacionado con el mantenimiento de la colonia y los Soldados son la otra casta y que por su mayor tamaño de la cabeza (cabezones) y de sus mandíbulas son los encargados de defender a la colonia.

Lo primero que debes hacer cuando llegue la colonia de Pheidole pallidula es alimentarla con algún compuesto azucarado o Hidromiel de Hormigalia si es posible, para alimentarlas dentro del tubo, usaremos una jeringa introduciremos la aguja a través del algodón que hace de tapón y pondremos una micro gota, la gota debe ser del tamaño de la cabeza de una hormiga obrera o más pequeña ya que de lo contrario las hormigas se pueden ahogar, una vez hayan bebido tenemos que retirar lo que sobre usando un bastoncillo para los oídos; tenga cuidado al quitar el tapón porque pueden escapase. Si hay demasiadas hormigas, la mejor decisión será introducirlas directamente en el hormiguero.

Mientras siga existiendo una reserva de agua en el tubo de ensayo podremos tener en él la colonia y deberemos alimentarlas dos o tres veces por semana. Si decidimos introducir las hormigas en el hormiguero porque hay muchas obreras y ya es difícil su manipulación sin que se escapen… existen dos métodos.

Método rápido que consiste en el volcando el contenido del tubo de ensayo en el hormiguero con unos pequeños golpecitos hasta estar seguros de que la totalidad de la colonia con sus nuevos, obreras etc. están en la zona de forrajeo.

Método lento que consiste en introducir el tubo de ensayo en el hormiguero/zona de forrajeo o conexionarlo con él por medio de un macarrón transparente y esperar a que se muden por su cuenta, esto último requiere mucha paciencia, pueden ser días o semanas.

Alimentación:

Lo más adecuado para alimentarlas sería una dieta a base de insectos que pueden estar muertos, pero a ellas les gusta mucho cazar algún insecto vivo de vez en cuando, no demasiado grande, como (moscas, grillos, lepismas, tenebrios, etc. que también puedes encontrar en Hormigalia.com para que obtengan proteínas en abundancia especialmente cuando tienen muchos huevos y larvas. El insecto debería pasar previamente por 48 horas de congelación. No puede faltar algún alimento azucarado como el jarabe proteínico o hidromiel de Hormigalia.com y para cubrir sus necesidades de hidratos de carbono alguna semilla por ejemplo de chia.

Es MUY IMPORTANTE, que siempre tengan a su disposición alguna FUENTE de agua (sobre todo en verano), ya sea a través de bebederos, agua en gel, el sistema de humedad, de los propios alimentos líquidos que tomen, etc.

Nota para esta especie: Son expertas escapistas, aprovechan rápidamente cualquier oportunidad para escapar y viven perfectamente en nuestras cocinas, por lo que tenemos que tener especial cuidado cerrando bien las tapas y accesos del hormiguero. Si decides escoger esta especie te ofrecerá momentos de caza muy interesantes.

Tamaños:

• Reina: 6-8,5 mm

• Obreras: 1,6-2,6 mm

• Soldados: 3,3-4,9 mm

La colonia que te mandamos normalmente está formada por la reina, entre 5 y 15 obreras que son sus hijas, huevos, larvas y pupas.

No hay ninguna opinión por el momento.

Escribe una reseña

Reina Pheidole pallidula

Reina Pheidole pallidula

Instrucciones para la cría de Pheidole pallidula

Dificultad de cría: Media/Baja

Las reinas de las Pheidole pallidula son de dificultad media/baja. La colonia normalmente la forman la reina y sus obreras además de huevos, larvas y pupas. La colonia de Pheidole pallidula se caracteriza por tener dos castas, por un lado, las obreras que son las más pequeñas y se encargan de todo lo relacionado con el mantenimiento de la colonia y los Soldados son la otra casta y que por su mayor tamaño de la cabeza (cabezones) y de sus mandíbulas son los encargados de defender a la colonia.

Lo primero que debes hacer cuando llegue la colonia de Pheidole pallidula es alimentarla con algún compuesto azucarado o Hidromiel de Hormigalia si es posible, para alimentarlas dentro del tubo, usaremos una jeringa introduciremos la aguja a través del algodón que hace de tapón y pondremos una micro gota, la gota debe ser del tamaño de la cabeza de una hormiga obrera o más pequeña ya que de lo contrario las hormigas se pueden ahogar, una vez hayan bebido tenemos que retirar lo que sobre usando un bastoncillo para los oídos; tenga cuidado al quitar el tapón porque pueden escapase. Si hay demasiadas hormigas, la mejor decisión será introducirlas directamente en el hormiguero.

Mientras siga existiendo una reserva de agua en el tubo de ensayo podremos tener en él la colonia y deberemos alimentarlas dos o tres veces por semana. Si decidimos introducir las hormigas en el hormiguero porque hay muchas obreras y ya es difícil su manipulación sin que se escapen… existen dos métodos.

Método rápido que consiste en el volcando el contenido del tubo de ensayo en el hormiguero con unos pequeños golpecitos hasta estar seguros de que la totalidad de la colonia con sus nuevos, obreras etc. están en la zona de forrajeo.

Método lento que consiste en introducir el tubo de ensayo en el hormiguero/zona de forrajeo o conexionarlo con él por medio de un macarrón transparente y esperar a que se muden por su cuenta, esto último requiere mucha paciencia, pueden ser días o semanas.

Alimentación:

Lo más adecuado para alimentarlas sería una dieta a base de insectos que pueden estar muertos, pero a ellas les gusta mucho cazar algún insecto vivo de vez en cuando, no demasiado grande, como (moscas, grillos, lepismas, tenebrios, etc. que también puedes encontrar en Hormigalia.com para que obtengan proteínas en abundancia especialmente cuando tienen muchos huevos y larvas. El insecto debería pasar previamente por 48 horas de congelación. No puede faltar algún alimento azucarado como el jarabe proteínico o hidromiel de Hormigalia.com y para cubrir sus necesidades de hidratos de carbono alguna semilla por ejemplo de chia.

Es MUY IMPORTANTE, que siempre tengan a su disposición alguna FUENTE de agua (sobre todo en verano), ya sea a través de bebederos, agua en gel, el sistema de humedad, de los propios alimentos líquidos que tomen, etc.

Nota para esta especie: Son expertas escapistas, aprovechan rápidamente cualquier oportunidad para escapar y viven perfectamente en nuestras cocinas, por lo que tenemos que tener especial cuidado cerrando bien las tapas y accesos del hormiguero. Si decides escoger esta especie te ofrecerá momentos de caza muy interesantes.

Tamaños:

Reina: 6-8,5 mm

Obreras: 1,6-2,6 mm

Soldados: 3,3-4,9 mm

La colonia que te mandamos normalmente está formada por la reina, entre 5 y 15 obreras que son sus hijas, huevos, larvas y pupas.

Productos Relacionados